Deutch     Russian     English     Français

martes, mayo 19, 2009

Alberto Aizpurua Alonso y la viagra

Por si no faltaba poco con el spam que vende viagra y demás productos para hacer más grandes nuestros penes. Ahora recibimos spam político que desea que no compremos pastillas... estos peperos... mejor que se compren una buena cantidad de viagra y todos seríamos más felices...
Estimado ciudadano/ciudadana:

Como sabes, la Ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, y la titular de Igualdad, Bibiana Aído, han anunciado la decisión de poner a la venta en las farmacias la “píldora del día después” sin necesidad de receta y sin límite de edad. Lo han presentado como un medio eficaz para evitar embarazos no deseados, principalmente entre las jóvenes.

Desde la Plataforma LEY y FARMACIA estamos buscando adhesiones para pedir la dimisión de las Ministras por las razones que exponemos en el escrito que acompaña estas letras.

Si estás de acuerdo, envíanos un email con tu nombre, dos apellidos y tu provincia a:
peticiondimisiones@leyyfarmacia.org
o rellena el formulario que encontrarás en este link.



Al Excmo. Sr. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA



Excmo. Sr. Presidente:



Nos dirigimos a usted mediante estas líneas para solicitar el cese inmediato en el cargo de las actuales Ministras de Sanidad y de Igualdad, la Sra. Dña. Trinidad Jiménez y la Sra. Dña. Bibiana Aído Almagro, a raíz del anuncio de poner a la venta en la farmacias la “píldora del día después” sin necesidad de receta y sin límite de edad. Lo han presentado como un medio eficaz para evitar embarazos no deseados, principalmente entre las jóvenes.



Los motivos para esta solicitud son los siguientes:

* Es falso que la píldora del día después no tenga efectos abortivos como reiteradamente ha señalado la Ministra de sanidad. En el siguiente link podrá ver una sencilla y clara explicación del funcionamiento abortivo de la píldora. (Fuentes: Universidad de Paris VI, FDA, Laboratorios Gedeon Ridcher y Laboratorios Grünenthal); http://www.aciprensa.com/vida/pildorads.swf





* La medida contraviene las sentencias de los tribunales y de la Audiencia Nacional que prohibió dar la píldora sin receta médica.
* Es falso que los farmacéuticos no puedan aducir el derecho de objeción de conciencia por ser un derecho reconocido constitucionalmente y porque su prohibición violaría el código ético de los Farmacéuticos. El TS ya ha tenido ocasión de pronunciarse sobre este derecho de los farmaceúticos afirmando su existencia.
* Por parte de las Ministras se ha ocultado la imprescindible información sobre las contraindicaciones y efectos secundarios del fármaco. Como indican numerosos estudios científicos, este compuesto constituye toda una «bomba hormonal», y puede provocar insuficiencia hepática, aumentar el riesgo de cáncer de hígado y páncreas, producir náuseas (42%) y vómitos (16%), sangrado vaginal(31%), vértigos o mareos (20%), dolor abdominal (15%), fatiga (13%),dolor de cabeza (10%), sensibilidad mamaria (8%), retraso de la menstruación (5%) y diarreas (3%).
* Además de estos efectos secundarios, se han observado también consecuencias como el embarazo ectópico y la formación de coágulos sanguíneos, debido a las dosis hormonales tan elevadas suministradas a las mujeres.
* Ante la nueva situación el farmacéutico se enfrenta en este asunto a un problema de RESPONSABILIDAD SANITARIA, es decir, al no venir dispensado por receta médica se traslada la responsabilidad de las consecuencias al farmacéutico que la dispensa. Hasta el momento el médico o el personal sanitario que las administrase o recetase debía asegurarse de que eran adecuadas para los pacientes, pero desde este momento serán los farmacéuticos los que deban hacerlo siendo responsables de sus consecuencias.

Las declaraciones de la Sra. Ministra de Sanidad respaldadas por la presencia de la Ministra de Igualdad constituyen un engaño además de un peligro para la salud pública.



Las Ministras parecen ignorar las conclusiones de los principales informes presentados en relación a la utilización de la “píldora del día después”, en otros países, que son:



A) La eficacia de la medida liberalizadora, en cuanto a reducir el número de embarazos no deseados se refiere, ha sido mínima o inexistente.

B) El uso de la “píldora del día después” produce el efecto de incrementar el número de relaciones sexuales, al trivializar éstas, lo que podría favorecer el aumento del número de embarazos, abortos y contagio de enfermedades infecciosas de transmisión sexual.

C) Con relación al número de embarazos que terminaban en aborto, las adolescentes que habían utilizado la píldora del día después previamente a su embarazo, tenían 2,8 veces más posibilidades de que su embarazo terminara en aborto, que las que no lo habían hecho. Para las que lo habían utilizado en los 12 meses previos al embarazo, el riesgo de aborto fue 3.01 veces mayor.



Bien sea por ignorancia, bien sea por manipulación intencionada de la realidad, consideramos que cualquiera de las dos situaciones son lo suficientemente graves como para exigir desde este momento la dimisión de las Sras. Ministras al afectar a aspectos tan relevantes como la salud, en primer lugar, y el derecho a una información fehaciente por parte de los ciudadanos a los que deben servir.


Así mismo desde la Plataforma LEY y FARMACIA consideramos de vital importancia el respeto a la profesionalidad de los farmacéuticos, evitando actitudes coercitivas y exigiendo una actitud de prudencia y veracidad a la hora de informar de temas de salud pública. Máxime cuando se pretende trasladar la responsabilidad sanitaria de las posibles consecuencias a este sector.



Por todo ello denunciamos la grave irresponsabilidad de las Ministras Jiménez y Aído al imponer el suministro de una sustancia tóxica bajo la apariencia de un fármaco inocuo, obligando, además, a los farmacéuticos a su dispensación.

Por estos motivos consideramos que es urgente su inmediata destitución.


Atentamente,

Alberto Aizpurua Alonso

Plataforma LEY y FARMACIA



Si quieres firmar este escrito pincha AQUI

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Lo acabo de recibir, menuda panda de impresentables. Este spam es especialmente dañino por la mentiras que lo componen, en vez de aceptar que lo que les jode es que la gente tenga relaciones sexuales con otro fin más allá del reproductivo se ponen a inventarse chorradas y mentiras para ver si engañan a alguna incauta. En fin, vivir para ver.

10:33 p. m.  
Anonymous Cathy said...

Sí, ¡todo mentira!!!

No cita ninguna fuente, ni da prueba de que sea médico o farmacéutico siquiera, ¡NADA!!! ¡Es un don nadie que se erige en doctor!!!

Averigüé: copié pegué en google los datos porcentuales que dan y solo aparecen en diarios sensacionalistas de utra-derecha, de antiabortistas y otros blogs de integristas, sin que jamás sea citada la fuente médica de dichos datos.

Moralidad: si tu farmacéutico no quiere venderte la píldora del día después, ¡cambia de farmacéutico!!!
Estás dando pasta a un sin vergüenza y otro te la dará sin problema.

Para datos reales, hay ginecólogas y paginas serias. Mi experiencia personal: como soy francesa recibí información médica desde niña. Resultado: tengo 44 años y la he usado 3 veces en toda mi vida, se puede hacer un uso razonable y gracias a ella nunca tuve que someterme a un aborto. La tomé en las 24 horas (cuanto antes mejor) las 3 veces no tuve ningún efecto secundario de los descritos, solo unas gotas de sangre una vez.

Datos siempre olvidados: La píldora del día después existe y se usa desde los años 60, no se llamaba así, se hacía servir una píldora normal, fuertemente dosificada, de la que se tomaban 2 veces 2 pastillas. Paso sobre Francia, 2 de las 3 veces que la compré, fue en España y hace mas de 10 años, no existía la píldora del día después así llamada, pero yo todavía recién llegada, no sabía que pudiera ser un problema, así que no lo fue. Fui a la farmacia, como si tal, y pedí la píldora del día después que me dieron sin problema, ni comentarios, solo explicándome bien como se había de tomar.

Esta ley no hace más que legalizar una práctica ya existente, entre los que saben... Creo que la hicieron para proteger a los ciudadanos de los abusos de los médicos y farmacéuticos que ponen sus creencias religiosas por encima del juramento de Hipócrates y ni informan de esa posibilidad.

Ninguna persona bien informada se mete una mega dosis de hormonas si no es por algo, existen métodos anticonceptivos, y una mujer bien informada no tiene porque abortar nunca. Desgraciadamente son las personas más vulnerables de la sociedad, con menos recursos de todo tipo, que son víctimas de esos militantes de la castidad que no dudan en mentir e infundir miedos injustificados para hacer avanzar su causa. ¡Eso sí que es vomitivo!!!

Cathy

3:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home